Inici » a-ultimesnoticies » “POR VOSOTRAS”. Marina Paños. El racó del lector

“POR VOSOTRAS”. Marina Paños. El racó del lector

MARINA PAÑOS/EL RACÓ DEL LECTOR.  Y yo me quito el sombrero con vosotras porque de haberos conocido hubiera deseado ser una de las vuestras. Me hubiera dado igual haber sido sentenciada al ostracismo, silenciada en los libros de historia. Hubiera soportado las pedradas en la Puerta del Sol junto a Lorca, Margarita Manso, Maruja Mallo y Dalí por tomar la decisión de despojarme del sombrero por primera vez. Porque hubiera sido feliz de luchar por hacer oír mi voz y sentirme libre, por tener un hueco en un mundo sólo previsto y diseñado para hombres.

Vosotras, que pertenecisteis a la Generación del 27, y así eráis reconocidas por vuestros coetáneos, las injustamente olvidadas. Vosotras las Sin Sombrero sois inspiración aunque sea tantos años después.

Vosotras que trabajasteis codo con codo con Alberti, Lorca o Cernuda en las Misiones Pedagógicas o en la Gaceta Literaria. A vosotras que la historia os olvida, yo os admiro.

Las Sin Sombrero os llamaban y os llaman, pero en bajito, cuando deberíamos gritar vuestros nombres, adornar nuestras plazas y calles con ellos, así como dedicaros páginas y temas en los manuales de literatura y arte.

Yo hoy no quiero tener voz en esta columna, os la cedo a vosotras, concretamente a Josefina de la Torre con este poema que escribió  para sus amigos en el exilio o muertos tras la Guerra Civil. En él, nos podemos hacer una idea de hasta que punto la Generación del 27 no fue un movimiento masculino, sino mixto, donde mujeres y hombres creaban, se inspiraban, trabajaban por el mundo de la cultura y por hacer llegar la educación a donde un sistema de clases no llegaba. Para mí este poema condensa todo eso.

Os espero en el final para recomendaros una nueva lectura. 

MIS AMIGOS DE ENTONCES
Mis amigos de entonces,
aquellos que leíais mis versos
y escuchabais mi música:
Luis, Jorge, Rafael,
Manuel, Gustavo…
¡Y tantos otros ya perdidos!
Enrique, Pedro, Juan, Emilio, Federico…,
¿por qué este hueco entre dos mitades?
Vosotros ayudasteis
a la blandura del que fue mi nido.
Yo me formé al calor
que con vuestras palabras me envolvía.
Me hicisteis importante.
Con vuestro ejemplo, me inventé una ambición
y tuve
vuelos insospechados de gaviota.
Gaviota, sí,
porque fue el mar mi espejo
y reflejo de mi infancia, mis septiembres.
¡Amigos que de mí hicisteis nombre!
A la mitad vertiente de mi vida
hoy os llamo.
¡Tendedme vuestras manos!
Yo me sentí nacer,
para luego rozar de los cimientos la certera caricia.
Pero de pronto,
un día me cubrió lo indefendible,
algo sin cuerpo, sin olor, sin música…,
y me sentí empujada,
cubierta de ceniza,
borrada con olvido.
¿Dónde estabais vosotros, compañeros,
vuestras letras de molde, vuestro ingenio,
vuestra defensa
contra el desconocido ataque?
¡Oh, amigos!
Enrique, Pedro, Juan,
Emilio, Federico…,
nombres
que no responderán mi voz.
Manuel, Gustavo,
lejos…
Luis, Jorge, Rafael…
Que aunque el afán
vientos no dé para encontrarnos,
ignoro en qué ciudad
y si llegará el día en que vuelva a sentirme descubierta.
Josefina de la Torre

 

Para seguir dando voz a estas mujeres os propongo el libro Tea Rooms. Mujeres Obreras. Ha sido editado hace poco por la editorial Hoja de Lata y en él su autora, Luisa Carnés nos muestra la situación de las mujeres trabajadoras en los años 30. Una novela social en la que se rompen los esquemas narrativos de la época. Tanto es así que por momentos más que una novela la historia aparece como un guion o como una obra de teatro.

En esta obra conoceremos la vida de cinco mujeres, cinco perfiles muy diferentes que enamoran y cautivan al lector, ya que en ellas podemos encontrar reflejadas a nuestras madres y abuelas. La historia se desarrolla en un salón de té ubicado en el centro de Madrid, desde donde surgen todas las historias, aventuras y desventuras de estas cinco mujeres obreras y luchadoras. La acción se sitúa en los años previos a la Guerra Civil quedando perfectamente expuestas las circunstancias de las mujeres en ese tiempo, un tiempo de ambiente prebélico, en el que las historias se entrelazan y condensan una realidad no muy alejada de la actualidad. Porque de todo esto no hace tanto tiempo.

 

por vosotras

 

Nos vemos la semana que viene. Misma hora, mismo lugar.

¡Felices lecturas!

Os recuerdo que podéis mandarnos vuestros textos, poemas, opiniones o sugerencias al siguiente email: elracodellector@diarisantquirze.cat .

 

 

2017-03-07

Deixa un comentari

El seu email no será publicat.Camps obligatoris marcats *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más Info

ACEPTAR
Aviso de cookies

Diari Sant Quirze

↑ Grab this Headline Animator