Inici » a-ultimesnoticies » David González: El cine en las Redes Sociales, la censura en el Siglo XXI

David González: El cine en las Redes Sociales, la censura en el Siglo XXI

AVELINA BENITO/TRIBUNA/SOCIEDAD.  El cine siempre ha sido una buena herramienta para denunciar todas las formas de corrupción y de conductas sociales inapropiadas o perversas. Desde que David González se iniciara en el mundo de la gran pantalla su misión ha sido dar a conocer, a través de su obra, todo tipo de abusos y maltratos hacia adolescentes, sobre todo masculinos. Denunciar la homofobia y reivindicar la homosexualidad con orgullo, sin tabúes, sin fronteras, es una constante en sus cortometrajes.

Su pasión por mostrar la realidad, casi siempre oculta intencionadamente, del submundo de las drogas, de los abusos sexuales, de la explotación y el tráfico de seres humanos, que se esconde entre las tramoyas de una sociedad más provinciana aún de lo que aparenta y menos tolerante de lo que parece, hace que su relato sea extremadamente rebelde, perturbador para ese espectador timorato, más acostumbrado al maquillaje del séptimo arte que a la cruda realidad cotidiana; lo cual no es visto con buenos ojos por esa parte de público que se dedica constantemente al ataque indiscriminado e impune, hacia todo aquello que no comparte o que ignora voluntariamente, disculpando los hechos en unos casos y mirando para otro lado, en otros. Pero que tienen por consigna atacar y destruir al mensajero. No sea que su pequeño mundo idealizado se desmorone por un baño de realidad descarnada.

La consecuencia es el constante ataque al que González se ve sometido en el nuevo mundo virtual de las Todopoderosas Redes Sociales.

Amenazas de muerte, insultos, presiones de todos tipos, miles de comentarios negativos y bloqueos constantes en las redes sociales como Facebook o Youtube, forman ya parte de su cotidianidad y de algunos de los actores, que por el simple hecho de hacer una buena interpretación de su papel, se ven sometidos a idéntica persecución y menosprecio en las mismas redes sociales.

Frente a sus más de 22.000 comentarios negativos y a los bloqueos por falsas denuncias, están los más de 30 millones de reproducciones, 28 nominaciones y los 4 premios internacionales que acumula su filmografía en todo el mundo.

Hemos hablado con él sobre la nueva censura globalizada del siglo XXI, las Redes Sociales:

Creía que en pleno siglo XXI las cosas habían cambiado y había libertad de expresión, pero veo que no.

“Jóvenes inocentes. Corrupción”  es un cortometraje basado en mi novela que desde hace un mes y medio está ya en distribución mundial. Denuncia los abusos sexuales a los niños de una escuela católica, también trata el tema del tráfico sexual y en apenas 48 horas, desde el estreno, recibió numerosas denuncias,  una notificación de Youtube de retirada de vídeo e incluso amenazas por privado en mis redes sociales, además del bloqueo de las cuentas de Facebook.

Mayormente es gente del sector católico, diciéndome que me arrepintiera por ofender a la iglesia, y que tenía una mente enfermiza. Incluso el actor que interpretó al cura pederasta que obliga a un estudiante de 16 años a practicarle una felación, recibió insultos y amenazas.

Casi toda esta gente es de Latinoamérica.

No es la primera vez que esto sucede”. Comenta David.

Efectivamente, hace un año ya denunciamos en Diari Sant Quirze el acoso que tuvo que soportar por la imagen de un beso entre dos actores, con denuncia policial incluida, por amenazas de muerte, pero que tuvo un efecto contrario al que pretendieron sus detractores, las visualizaciones se dispararon y empezaron a sumar millones de visitas a sus reproducciones.

Nos resume con indignación que:” El año pasado recibí más de cien quejas y alrededor de 22.000 comentarios negativos y homófobos por una foto de dos actores besándose, pertenecientes al cortometraje La elección es tuya. Tuve  incluso que poner una denuncia por las amenazas de muerte. Sin embargo este hecho hizo que las visitas a mis proyectos se disparasen como la espuma”.

Le preguntamos sobre qué proyectos se han visto más afectados por estos hechos:

“Otros cortos que se han visto afectados son El Cliente y Boys Club, en todos toco temas de denuncia social.

Lo curioso es que muchas de esas personas han comentado varios cortos míos. Es decir, mucho asco e indecencia, pero bien que los ven. Hipocresía al poder”.

Y añade:

Cómo consecuencia he tenido la cuenta de Facebook bloqueada durante diez días en dos ocasiones, por supuestamente infringir las normas de seguridad de Facebook y YouTube, cuando no había desnudos, ni sexo explícito o escenas reales de ningún tipo.

Sin embargo, circulan vídeos de animales siendo torturados, mujeres maltratadas y cosas peores sin ninguna restricción ni castigo.

Pero los abusos de un cura pederasta, la corrupción, el tráfico sexual adolescente masculino, las drogas y la homosexualidad son temas tabúes que parece que la gente aún no está dispuesta a reconocer y menos aún a hablar.

El problema está ahí, y es real. Otra cosa es que miremos a otro lado.

Y eso pretendo yo denunciar en mis cortometrajes”.

El cine de David González, una denuncia social totalmente necesaria, para avanzar en el campo de la no discriminación y en la eliminación de estereotipos  homófobos, que aunque sea constantemente denunciada y bloqueada en las redes sociales, seguirá ganado espacio propio.

Avelina Benito.

2018-07-05

Deixa un comentari

El seu email no será publicat.Camps obligatoris marcats *

*

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más Info

ACEPTAR
Aviso de cookies

Diari Sant Quirze

↑ Grab this Headline Animator