Inici » a-ultimesnoticies » “El goce poético de Tirupathamma Rakhi”. J. A. Aguado

“El goce poético de Tirupathamma Rakhi”. J. A. Aguado

J. A. AGUADO/LITERATURA/EL RACÓ DEL LECTOR

El goce poético de Tirupathamma Rakhi

La historia de la poesía está llena de nombres masculinos. Las mujeres muchas veces han sido censuradas u olvidadas por una sociedad literaria que sólo las veía como las musas de los poetas. Afortunadamente poco a poco se han recuperado nombre y corpus poéticos como el de Wislawa Szymborska, Anna Ajmátova, Mahadevi Varma, Gabriela Mistral, Alfonsina Storni, Eava Kilpi, Violeta Parra, Sorojini Naidu, Santa Teresa de Jesús, Gloria Fuertes, Sylvia Plath, Frida Kahlo, Sor Juana Inés de la Cruz, Kamala Surayya, Alejandra Pizarnik, ChiYo-Ni, Rosalía de Castro, Delmira Agustini, Clementina Arderiu, Marguerite Yourcenar, Elise Cowen,  Emily Dickinson, Marina Tsvetaeva, Anne Sexton, Carmen Conde, Amrita Pritam, Ida Vitale, Rosario Castellanos, Magda Portal, Juana Ibarbourou, Rosa Leveroni, Elvira Sastre, Chantal Maillard, Al-khansa, Concha Méndez, Hedina Sijercic, Anna Akhmatova, Olga Xirinacs, Ndèye Coumba, Cristina Peri Rossi, María Mercé Marçal, Aranya Johar, Blanca Andreu o Marta Pessarrodona entre una lista extensísima.

Tirupathamma Takhi nació en la India 1993. A los veinte años publicó Les relíquies daurades 2014 (Editorial Germanía). Dos años después publicó Proezas: juego del azar (Editorial Caligrama) y ahora presenta Átame a tu boca (Editorial Célebre) un poemario en la línea de escritoras como Anaïs Nin, se trata de un poemario de amor. El amor mueve el mundo. Los poetas llevan escribiendo sobre este tema eterno desde el principio de los tiempos como hizo Safo de Lesbos.

La escritora posee los mejores dones de un poeta:una capacidad de observación precisa y una forma de escribir poesía a la altura de las mujeres que la precedieron en este viejo oficio.

Átame a tu boca de Tirupathamma Rakhi en sus poemas evoca sensaciones corporales, una intención de erótica verbal, el erotismo como percibe la escritora los cuerpos y los momentos de vida. En la línea de Rabundramath Tagore  la autora de Átame a tu boca transforma el erotismo en metáfora literaria. El sexo entendido como toda una declaración de intenciones con verbos en futuro. La escritora en este poemario muestra la palabra como una forma de rebeldía ante la realidad y un instrumento de goce, de placer sexual. Y nos habla de la conquista de las libertades eróticas. Una poesía del cuerpo que es una forma de autoconocimiento personal, es una forma de hablar con el otro cuerpo y al mismo tiempo con el propio.

Átame a tu boca no es una colección de poemas sueltos hay una cuidadosa separación de estados emocionales sobre los forcejeos entre cuerpos: “Quiero sancianar/ tus desgarros”. Hay una unidad temática pero con matices que le confieren secuencias narrativas en las que la sorpresa final no está exenta: “y brillamos en /caminos/separados”. El tema del erotismo se extiende a través de las páginas entretejiéndolas hasta darles un sentido emocional, a veces utilizando un lenguaje metalingüístico: “Fuimos/tantas veces/punto y aparte/ que los puntos/suspensivos/se quedaron/colgados.” En ocasiones se establece un diálogo con el otro cuerpo y en otras ocasiones un monólogo interior, por encima de estos combates está la focalización en el punto de vista femenino: “No subestimes/el deseo de una mujer”. El sujeto poético femenino queriendo poner de relieve por contraste la realidad carnal se visibiliza en actos: “Y si me hablas/a medianoche, / prometo lamerme.” En ocasiones las relaciones se convierten en una pieza para representar: “Me quedé esperando, /ensayando la escena.”/ “Amarrarnos/ en sábanas de danza”.

El poemario responde a la filosofía “amo, ergo sum”. La vida en todas sus facetas incluso la culinaria, hay toda una receta erótica: “freiré besos de/limones, /rebozaré jardines/ de claveles”. Poemas que son toda una experiencia vital: “Morbosa/es tu boca, /seductora/ rabiosa. /Provocadora”. Todos estos adjetivos podríamos aplicárselos a los poemas de Átame a tu boca de Tirupathamma Rakhi porque la escritora posee los mejores dones de un poeta: una capacidad de observación precisa y una forma de escribir poesía a la altura de las mujeres que la precedieron en este viejo oficio.

J. A. Aguado.

 

2019-10-07

Deixa un comentari

El seu email no será publicat.Camps obligatoris marcats *

*

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más Info

ACEPTAR
Aviso de cookies

Diari Sant Quirze

↑ Grab this Headline Animator