Slider
Inici » a-ultimesnoticies » Entrevista a Shihan Daniel Sánchez, campeón del mundo de Karate Kyokushinkai
Slider

Entrevista a Shihan Daniel Sánchez, campeón del mundo de Karate Kyokushinkai

ESPORTS/ J. M. POLO.

¿Cuál es el total de trofeos que has conseguido a lo largo de tu carrera deportiva?

El total exacto no lo sé, porque me faltan aquí trofeos que tiene mi maestro (como el de la competición de Japón) o algunos alumnos que también se quedaron con alguno.

Pero aquí en el gimnasio debe haber alrededor de setenta trofeos. Los tengo separados por vitrinas, a nivel nacional, que tengo de los nueve campeonatos de España que he participado en las diferentes organizaciones que hay de mi modalidad deportiva, y a nivel internacional, donde hay diferentes tipos de trofeos de los diferentes campeonatos de Europa y del mundo.

¿La preparación física es un factor clave dentro del karate?

Para mí no es el factor más determinante. Entrenamos cada día, nos ponemos en forma y hacemos unos ejercicios en específico, pero pienso que no es un factor determinante. El factor técnico, táctico y psicológico es mucho más influyente e importante que la preparación física. Entonces, está claro que la preparación física existe (como en todos los deportes) pero no es lo más determinante. De hecho, las artes marciales se inventaron o desarrollaron para que alguien más débil pudiera ganar a alguien más fuerte, con la cual cosa si anteponemos la preparación física a la técnica o la táctica, el primer principio de las artes marciales lo perdemos.

¿Cómo es la preparación física antes de cualquier torneo?

Bueno, depende de la etapa competitiva. Nosotros lo dividimos normalmente en tres etapas: una etapa es la fuerza, otra es la fuerza explosiva y otra es la resistencia y la fuerza explosiva. En la primera etapa también trabajamos resistencia y trabajamos las condiciones físicas generales y es la parte más alejada a la competición. Cuanto más nos acercamos a la fase competitiva más se parecen los entrenamientos a la competición, y cuando más lejos estamos de esta fase competitiva más lejos están estos entrenamientos, algo que es lógico y la mayoría de deportes. Pero en mi caso, me costó un proceso largo para poder tener este rendimiento. A nivel nacional no, pero a nivel internacional ya sí, porque el alto rendimiento es duro.

En 2018 hiciste el test, o la prueba, de los 100 combates. ¿Qué te ha aportado a ti esto? porque tengo entendido que es una de las pruebas máximas que hay dentro del karate…

A nivel personal me ha aportado simplemente le hecho de verme capaz de hacerlo y al final conseguirlo. Sí que es muy mítica y extremadamente dura, pero tampoco me ha cambiado mi forma de ver y entender el karate ni tampoco me ha aportado más alumnos. Vine de los 100 combates y no tenía una fila de 200 alumnos esperando en la puerta para apuntarse al centro…Pero bueno, no me arrepiento de haberlo hecho, ni mucho menos, pero las consecuencias de hacerlo son graves y tardas tiempo en recuperarte. Pero bueno, una vez hecho pues toca estar contento y orgulloso de haberlo hecho y haberlo hecho para la organización a que pertenezco, que fui el primero… Nada, simplemente orgullo y felicidades de poder haber hecho un reto que tenía des de pequeño.

¿De qué consecuencias negativos estamos hablando?

Hombre la prueba de los 100 combates, todo el mundo que la ha pasado de forma oficial (no todos pero sí la gran mayoría) entra en un proceso al terminar la prueba que se llama rabdomiólisis, que es el fallo renal agudo, donde los riñones dejan de funcionar totalmente. Entonces, tienes que ser atendido con urgencia por un equipo médico en el hospital porque tienen que hacerte diálisis o sueroterapia durante muchos días hasta que consiguen que los riñones vuelvan a empezar a funcionar. Cuando me refiero que no funcionan es que no puedes ir al lavabo y, en definitiva, es una sensación bastante mala, porque es como si estuvieras intoxicado. Cada día que pasa, si no arranca el riñón, te encuentras un poco peor. En mi caso, además, tuve el problema que cuando hice la prueba de los cien combates tuve que ir al hospital y allí pudieron ver que solamente tenía un riñón, lo que ocasionó que todavía se complicara más la situación y la recuperación. Es lo que me decía la nefróloga, que si tienes un riñón que te falla tienes otro, pero si solamente tienes un riñón y este te falla en un minuto que éste deja de funcionar al 100% estás muerto. Ese fue el momento más complicado, aunque también te tengo que decir que al salir del hospital no pude entrenar con normalidad hasta al cabo de mucho tiempo, prácticamente un año. Hacía un entrenamiento muy suave y acababa agotado y tardaba dos o tres día en recuperarme y volver a entrenar. Vamos, que el proceso es largo antes y después de la prueba.

Y entiendo que tu familia ha sido un pilar fundamente para llevar a cabo esta prueba.

Sí, claro. Mi mujer ha sido un pilar fundamental en toda mi carrera, tanto en el apoyo mental como en el simple acompañamiento en todas las competiciones o, incluso, algo tan simple como cuando me han tenido que llevar al hospital porque me han roto algo.

Otro aspecto muy importante es cuando montamos este centro, el Dojo Sabadell, porque lo montamos los dos y ella es tan partícipe como lo soy yo, sino tampoco sería viable llevarlo. Y bueno, a nivel familiar también mis padres, que siempre me han apoyado en esto a pesar de lo que conllevaba todo esto; sobre todo mi madre, que siempre ha sufrido (como todas las madres), al igual que mi hermana.

En 2011 creaste este centro, Dojo, en la ciudad de Sabadell. ¿Qué fue esto para ti?

Sí, en el 2011 inauguramos el Dojo, mi mujer y yo. Fue una época en que la crisis ya nos afectó muy directamente en el trabajo que teníamos y, a causa de esto, decidimos emprender un negocio juntos. Y la verdad que muy bien, porque desde entonces estamos aquí muy contentos.

Todo y que tienes un alto porcentaje de alumnas y alumnos que se dedican a la alta competición, esto es un centro donde recibes a cualquier tipo de persona de una edad comprendida entre los 3-4 años hasta una edad muy avanzada, ¿verdad?

Sí, nosotros tenemos aquí niños muy pequeños, recién cumplidos los tres, y un alumno veterano que tiene 85 años. De hecho, el grupo de competición es grande para lo que son los grupos de competición, pero es un tanto porciento pequeño para lo que es el total de los alumnos. Nosotros hacemos las clases generales, para todo el mundo y de todos los niveles y edades, y luego tenemos algunos entrenamientos especiales que son para aquella gente que compite y necesitan de una formación más intensa y específica. Pero a nivel escolar, nosotros atendemos a todo el mundo que quiera aprender karate con el fin de competir, perder peso, sentirse bien o, simplemente, formar parte de un grupo. Todos son bienvenidos y tienen su espacio dentro del Dojo Sabadell.

¿Qué te aporta la enseñanza?

La enseñanza me aporta la parte más importante del karate en mí, porque es la parte en que me puedo desarrollar y no se acaba, a diferencia de la parte de competición que tiene un fin. Supongo que es lo bonito de dedicarse a la enseñanza, que es una etapa que puedes prolongar todo el tiempo que quieras sin necesidad que haya alguien que limite tu duración. Luego también, la satisfacción de ver evolucionar a tus alumnos es mucho más grande que incluso la de verte evolucionar a ti. Entonces está claro que la enseñanza es muy agradecida, aunque también muy sacrificada.

¿Para qué usáis este tambor típico japonés antes de cada entreno?

Se llama taiko y lo usamos dada su vinculación con el karate. Se hace una secuencia de golpes con un ritmo determinado y lo que se pretende son dos cosas: ahuyentar los malos espíritus antes del entrenamiento y que la gente no se lesione y tenga un buen entrenamiento y, por otro lado, que cuando nos ponemos en la posición de meditación la gente –al escuchar el ritmo– deje todos los problemas fuera y se olvide de todo lo externo, centrándose así solamente en la clase de karate.

¿Qué factor juega la mente en este deporte?

El factor mental en el karate, como yo lo concibo, es importante porque te equilibra tu sistema emocional.

Por ejemplo, aquí tenemos niños con algún déficit de atención o hiperactividad, como TDAH, y niños que son muy parados; entonces lo que conseguimos aquí es que se regule este sistema nervioso, aunque sin perder su personalidad, que eso es esencial.

Muy bien Dani, pues hasta aquí llega esta entrevista. Muchísimas gracias por dejarnos entrar en tu templo, en tu escuela.

Muchas gracias a vosotros por la oportunidad de dar a conocer mi escuela un poco más y los que forman parte de ella. Que pronto pase esto y recuperemos la oportunidad real.

2020-11-12

1 comentari

  1. Hola! Sóc alumna del Shihan des de fa molt de temps, i puc dir que el Shihan no només és una gran persona, també és un gran amic, a part d’un gran mestre. Ell i la seva família sempre han estat quan els hem necessitat i sempre ens han obert les portes de casa seva.

    Al Dojo som tots una gran familia, l’ambient és inmillorable i jo no el canviaria per res del món.

    Ara amb el tema del coronavirus, tenim el Dojo tancat, però això no impedeix que siguem entrenant, ja sigui via online o al carrer, mantenint distància de seguretat i amb mascareta.

    L’esport és salut, és vida, i afortunadament tenim un mestre que ho donaria tot per nosaltres i nosaltres per ell.

    Dojo Sabadell és el millor Dojo de Catalunya, amb diferència, per apendre Karate Kyokushinkai.

    Gràcies per l’entrevista al meu Shihan, una persona que es mereix el millor de lo millor.

Deixa un comentari

El seu email no será publicat.Camps obligatoris marcats *

*

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más Info

ACEPTAR
Aviso de cookies

Diari Sant Quirze

↑ Grab this Headline Animator