Slider
Inici » a-ultimesnoticies » Los anunciados resultados de VOX en las elecciones del 14-F
Slider
Inaguración de una sede de VOX en Barcelona

Los anunciados resultados de VOX en las elecciones del 14-F

CARTES AL DIARI.

La ya comentada encuesta del CEO-Generalitat del 20-11-2020, publica en castellano un resumen de las respuestas a las cuestiones más destacadas, entre las que aparecen la pregunta 34 que señala un 6,4% que prefieren las regiones, un 28% las autonomías y un 34,9 la independencia. Si presumimos que los favorables a VOX se identifican con ese 6,4%, pero como segunda opción y frente a la independencia seguramente se sumarian a los de las autonomías resultando un 34%, prácticamente empatados con el 34,9 % que prefieren la independencia.

Más en concreto la pregunta 35 referida exclusivamente a la independencia, señala que el 43,6% están a favor y el 49% en contra.

Por último, en su apéndice 2, página 24, atribuye a VOX, un 6,4% de votos que se traducirían en 7-8 diputados, igual que PODEM i por encima de la CUP, con un porcentaje de abstención del 65%.

VOX es un nuevo actor en Catalunya y obliga a todos, también a los independentistas a contar con la presencia de esa fuerza política, en el Parlament de Catalunya. No se puede despachar el tema por los mejores resultados y con una pretendida marginación, ya que de nuevo se aísla a una serie de catalanes, que recurrirán a VOX como propuesta de solución a los problemas de Catalunya.

Pretender que VOX capta sus electores, respondiendo a los independentistas, no nos debe impedir estudiar sus propuestas y poder demostrar que hay otras mejores para Catalunya.

En ocasiones la mera descualificación de VOX como populistas, racistas incluso fascistas, parece suficiente, pero los electores que tienen esa intención de voto, seguramente no les es suficiente como para desistir de su voto. Los problemas que denuncia VOX, en muchos casos aparecen delante de cuestiones reales que muchos electores viven con preocupación.

La inmigración a la que se oponen con argumentos a veces racistas, es producto de una percepción de esa realidad. No es lo mismo esa percepción de un elector que vive en Bonanova, que de otro que vive en un barrio de Terrassa, con fuerte presencia de inmigrantes los cuales, por su cultura y costumbre, crean conflictos por choque de las mismas con los que viven allí.

Las cuestiones de imposición lingüística, el modelo mono lingüístico, que sin concesiones defienden e imponen sectores independentistas allí donde toman el poder (Generalitat, Ajuntaments, Consells Comarcals, otros), es una cuestión que muchos electores no aceptan, máxime cuando legalmente debe aceptarse un bilingüismo, que en la realidad no se practica y se trata de erradicar.    

En Catalunya en un breve repaso histórico partiendo del golpe de Estado contra el modelo constitucional de la República de julio de 1.936, algunas de esas pulsiones ya estaban presentes, si bien minoritariamente, pero con similitudes al partido de Falange española.

No obstante, es bien conocido que fueron las turbulencias que generaron los partidos minoritarios los que sirvieron de excusa para los promotores del golpe que desencadeno la dura guerra civil.

Frente a ellos, el gobierno de Catalunya en manos entonces d’ERC, no tuvo la capacidad de reconducir esa situación y no cabe hablar en ningún caso de una resolución acertada en sus decisiones durante la contienda.  Presionada por el poder real del anarquismo, con fuerte implantación sindical a CNT y sin organizaciones en la base obrera que pudieran contrarrestarla, como ahora que el independentismo no posee ninguna o poca capacidad sindical, se vio obligada a aceptar sus imposiciones para mantenerse en el Gobierno de la Generalitat de 1936.

Ahora el radicalismo de los independentistas que pretenden imponer sus propuestas de referéndum, autodeterminación, república e independencia, son una clara justificación para que VOX se enfrente a ellos y los electores, hay como mínimo un 49% que no quieren la independencia, se planteen que el partido que más destaca en contra de esa imposición es VOX.

Ya en 2017 Ciudadanos, aunque alejado de los planteamientos de VOX, pero identificado como contrapoder al independentismo recogió los votos mayoritarios de los catalanes, que si bien y por las normas electorales al Parlament , no se tradujo en mayoría de diputados, sí lo fue en votos como partido.

Que VOX no posea una estructura en Catalunya, que su mayor proyección lo es a nivel nacional, no nos puede permitir olvidar que, en Andalucía, con una situación similar, captaron a unos suficientes electores que les permite estar en el gobierno de esa Comunidad y otras.

El irrealismo de los independentistas, su propia y constante desunión ante los problemas actuales de Catalunya, pensando que la única solución es la independencia, lleva a la polarización, enfrentamiento y ruptura de la convivencia, en que las propuestas de VOX se ofrecen como alternativa.

En posteriores Cartas reforzaremos estos argumentos que hoy aparecen como negativos para resolver los problemas de Catalunya desde la base del acuerdo entre los catalanes, que hasta la fecha no forma parte de las actuaciones del independentismo, que sitúa como ya resuelta por el referéndum del 1-O de 2017, que no fue validado ni en Europa ni en ningún otro país. Insistir en ello, es precisamente eso: ayudar a VOX en las elecciones del 14-F.

@josecoderch

2020-12-04

Deixa un comentari

El seu email no será publicat.Camps obligatoris marcats *

*

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más Info

ACEPTAR
Aviso de cookies

Diari Sant Quirze

↑ Grab this Headline Animator